twitteryoutubeflickrrss

Día mundial del medio ambiente

Un día especial que en Minera Alumbrera honramos en nuestra gestión diaria.

En el Día Mundial del Medio Ambiente creemos importante destacar nuestro empeño en sostener una posición de liderazgo en la industria minera en lo que respecta al desempeño ambiental. Los 2.400 empleados trabajamos a diario con esa meta y nos esforzamos por marcar la diferencia.

El principal objetivo ambiental en la gestión de la operación es preservar y mitigar los posibles impactos que puedan afectar los recursos naturales y rehabilitar el entorno a las condiciones preexistentes cuando sea viable. Estamos abocados al cuidado del medio ambiente y protegemos con responsabilidad el entorno natural del yacimiento y de las comunidades vecinas, donde vive la mayoría de los empleados con sus familias.

Considerando los principales riesgos ambientales de la actividad minera, nos enfocamos en trabajar en el marco del desarrollo sostenible. Por ello, buscamos un uso eficiente de los recursos naturales, rehabilitamos el suelo, disminuimos los desechos, protegemos la biodiversidad.

Los permanentes controles externos por parte de entes reguladores y la autoridad de aplicación garantizan la transparencia de nuestra gestión, que es llevada adelante mediante procesos planificados y procedimientos estandarizados.

En función de trabajar en armonía con el ambiente, en Alumbrera buscamos consolidar las iniciativas de protección y conservación in situ de los hábitats que contienen la biodiversidad, al tiempo que fomentamos las acciones encaminadas a rescatar y rehabilitar ecosistemas. Nuestros esfuerzos están orientados hacia una política forestal que prioriza el manejo sostenido de plantaciones y bosques nativos, sin introducir especies exóticas.

Durante su proceso migratorio, las “Parinas Grandes”, de la familia de los flamencos, descansan cada año en el dique de colas de Minera Alumbrera.
Durante su proceso migratorio, las “Parinas Grandes”, de la familia de los flamencos, descansan cada año en el dique de colas de Minera Alumbrera.
Programas de conservación

Al programa de forestación con algarrobos que llevamos adelante desde 2008 hemos sumado el Proyecto Jatropha para la producción de biodiesel, una iniciativa para crear beneficios ambientales a través de su cultivo. La iniciativa de este proyecto tiene como propósito el desarrollo económico de las comunidades de Belén, Andalgalá y Santa María (zona de influencia directa del yacimiento Bajo de la Alumbrera), a través de la obtención de biocombustible.

El proyecto piloto para el desarrollo de cultivos energéticos es innovador en la zona y se encuentra alineado con el desafío mundial de producir energía limpia y amigable con el medio ambiente.

Esperamos alcanzar un área de cultivo inicial de 100 hectáreas para la producción de biodiesel (y briquetas de madera como subproducto). Una etapa de implantación de 10 hectáreas comenzó en diciembre de 2011 en las localidades de Amanao y Malli (departamento Andalgalá) y prevé la puesta en producción hasta alcanzar la superficie total esperada, año tras año. Los terrenos son proporcionados por los productores locales con el requisito de no estar ocupados por otros cultivos tradicionales. Por su bajo requerimiento hídrico, puede ser implantada en terrenos marginales y no aptos para otros cultivos.

El incremento en superficie de la producción de este cultivo favorecerá la producción de energías alternativas. Se dieron cursos de capacitación a los productores en Andalgalá y Belén, y está previsto continuar en Santa María.

El fruto de la Jatropha es utilizado en la fabricación de biocombustibles debido a que el 30% del peso total de la semilla es aceite. La vida útil de la planta puede llegar hasta 50 años.

El productor Pedro Andrada cuenta con dos hectáreas del cultivo bioenergético de Jatropha en La Puntilla, Belén.
El productor Pedro Andrada cuenta con dos hectáreas del cultivo bioenergético de Jatropha en La Puntilla, Belén.

 

Uso del agua

Aseguramos la confiabilidad de las herramientas de gestión utilizadas para el uso racional y la conservación del agua, controlando la interacción de los procesos productivos con los acuíferos regionales, vigilando y midiendo nuestros consumos y comparándolos con nuestros objetivos.

Trabajamos en la minimización del impacto por el uso de este recurso y nos focalizamos en optimizar año tras año el uso de agua reciclada. Un 75% del agua utilizada es reciclada y 25% agua fresca.

El reciclado de agua en el dique de colas constituye un modelo de la economía del recurso y se lleva a cabo mediante un sistema de captación al pie del murallón del dique que recupera el agua y la conduce nuevamente a la planta concentradora. Uno de los objetivos fundamentales del sistema es garantizar que las aguas del proceso sean recuperadas en su totalidad, no saliendo del límite de la concesión, asegurándonos de que mantenemos inalterada la calidad de las aguas naturales de la zona.

La autoridad de aplicación provincial vigila el cumplimiento de los consumos permitidos del agua subterránea y de las normas vigentes en cuanto a calidad.

 

Uso de energías alternativas

Entre las iniciativas basadas en el uso de energías renovables para reducir el consumo de energía térmica, desde 2010 venimos avanzando en un proyecto de aprovechamiento de la energía solar. Comenzamos a medir la captación de energía en Campo del Arenal, cuenca de donde se extrae el agua que se utiliza en el proceso. Posteriormente, se cuantificaron las necesidades domésticas de energía de las comunidades de los alrededores del yacimiento.

Se creó una planta piloto en la mina -homóloga a la que se podría instalar en las comunidades cercanas- para reemplazar la generación de energía con combustibles líquidos, debido a que los generadores donados necesitan de la provisión constante de combustible, mientras que las plantas solares tendrían un mantenimiento anual. La planta genera 3 KW y emplea celdas de alta concentración, diferentes a los paneles solares tradicionales.

 

Residuos

Otro de los temas de gran relevancia en nuestra agenda es la mejora continua en el manejo controlado de los residuos que generamos. Los residuos peligrosos -aceites, grasas, trapos con hidrocarburos- son acopiados en el sitio de mina para su posterior transporte y disposición final con empresas autorizadas.

En lo que se refiere a residuos domésticos continuamos con la clasificación y segregación de los residuos en el lugar de trabajo y con los programas de reciclado de materiales. Orientamos la recolección diferenciada de cartón y plástico a obtener recursos económicos para apoyar el desarrollo integral de la Fundación del Hospital Garrahan y al Pequeño Cottolengo Don Orione de Tucumán, contribuyendo también a la protección del medio ambiente. En 2013 recolectamos 84,6 toneladas de este tipo de materiales.

Así, contribuimos a preservar el medio ambiente, ya que con cada tonelada de papel o cartón reciclado se salvan 17 árboles medianos, que demoran entre 10 y 20 años en crecer. Además, reciclando papel se ahorra 70% de agua y 45% de la energía que se utiliza para su fabricación.

Asimismo, enviamos 1.404 toneladas de chatarra para fundición. La disposición final de este material, luego de ser fundido, son barras de aceros que son comercializadas nuevamente.

En cuanto a lo residuos electrónicos, En 2013 se enviaron a disposición final 8,16 t de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE). Junto con las del año anterior suman 16,31 toneladas. Los RAEE generados en Alumbrera se acopian de manera separada en el sitio de mina para luego enviarlos a disposición final con un operador autorizado para su tratamiento.

 

 

 

Written by Minera Alumbrera