twitteryoutubeflickrrss

Un meticuloso proceso de tratamiento de aguas en la Planta de Filtros

El concentrado de cobre y oro se transporta por un mineraloducto desde el yacimiento hasta la Planta de Filtros y Tratamiento, ubicada en la provincia de Tucumán.

En la Planta de Filtros y Tratamiento se extrae el agua, que fue agregada para su transporte.

El agua extraída recibe un tratamiento que es controlado mediante un Sistema de Gestión de la Calidad, certificado de acuerdo a la norma ISO 9001 otorgada por Bureau Veritas, previo a su descarga al canal de desagüe pluvial DP2.

Lic. en Química María José Castellano toma una muestra en la pileta de tratamiento de efluentes en la Planta de Filtros, Tucumán.El proceso de tratamiento del agua que realizamos en la Planta de Filtros y Tratamiento, consta de 3 etapas:

1.    Precipitación natural de los sólidos en suspensión.

Comienza en un sumidero, donde se colectan las aguas de filtrado, de lavado de telas, de limpieza en general, y aguas pluviales.
Se agregan reactivos para favorecer la precipitación natural de los sólidos en suspensión, que terminan de sedimentar en un clarificador de 24 metros de diámetro donde se produce la sedimentación de la mayor parte de los sólidos suspendidos.
Desde el clarificador, a través de la técnica de rebalse, el agua va hacia una pileta de decantación en donde precipitan los sólidos que no decantaron en la etapa anterior.

2.    Tratamiento biológico aeróbico.

En esta etapa se utiliza un tratamiento biológico aeróbico para la degradación de la materia orgánica por medio de microorganismos, y a fin de regular los parámetros químicos de acuerdo con los límites que especifica la legislación aplicable.
La capacidad de tratamiento de agua es de alrededor de 2.500 metros cúbicos/día.
En el tratamiento intervienen dos mezcladores, seis aireadores superficiales y un control automático de pH para regularlo, ya que disminuye por la acción microbiana.

3.    Estabilización del agua.

El agua pasa a una última pileta de estabilización de 7.000 metros cúbicos, la cual se  desinfecta previamente con el agregado de hipoclorito de sodio.

Esto contribuye a eliminar la materia orgánica y estabilizar los parámetros finales de tratamiento.

Luego se bombea y se conduce el agua por cañería hasta el punto de descarga que se encuentra a 20 km de la planta.

El volumen de descarga viene disminuyendo progresivamente desde 2011 debido a las mejoras implementadas en la Planta, y como consecuencia de la reutilización del agua tratada en los diferentes procesos.

Los parámetros de descarga están regulados por la resolución 030 de la Secretaría de Estado de Medio Ambiente de la provincia de Tucumán, que establece los límites permitidos para el vuelco del efluente.

La descarga permitida se inscribe en el Registro de Efluentes de la provincia, dependiente de la Dirección de Fiscalización Ambiental, con la renovación anual del permiso de vuelco, otorgado por la Dirección de Minería de Tucumán.

Nuestro Sistema de Gestión de la Calidad del Agua es controlado por diversos organismos:

Instituto Nacional del Agua (INA) efectúa monitoreos que confirman la calidad del efluente.

La Universidad Nacional de Santiago del Estero (Facultad de Ciencias Exactas y Tecnología) y la Universidad Nacional de Tucumán (Facultad de Ciencias Naturales) realizan monitoreos externos sobre la calidad del agua de la descarga y del agua en el medio receptor.

Los últimos estudios de ambas universidades confirman el cumplimiento de los parámetros de descarga de acuerdo con la legislación de la provincia de Tucumán.

Se debe destacar que el efluente de Minera Alumbrera representa 0,7% del total de efluentes industriales de Tucumán que desemboca en el dique Frontal, en la provincia de Santiago del Estero.

Written by Minera Alumbrera

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: