Minera Alumbrera contribuye con los productores del API

En el marco de la pandemia del COVID-19, en Minera Alumbrera acompañamos a las distintas comunidades a través de iniciativas y donaciones que permiten llevar alivio a quienes viven en la zona de influencia del proyecto minero.

Durante junio, julio y agosto, Minera Alumbrera llevó adelante el Plan Productivo Anual en el que se trabajó coordinadamente con los municipios de la zona de influencia para relevar las necesidades de las familias que se vieron impactadas por las consecuencias que trajo aparejada la pandemia.

El programa alcanzó a 893 familias y estuvo orientado a huertas comunitarias, familiares y a pequeños productores para que puedan generar ingresos con cultivos de producción rápida.

El monto invertido para su desarrollo fue US$25.000 y los departamentos beneficiados fueron Santa María, Andalgalá, Belén, Hualfín, Londres y San José.

Santa María:

Las localidades beneficiadas por el Plan Productivo Anual fueron:

  • Las Mojarras: 80 productores recibieron apoyo para proyectos agro-ganadero para mejorar la producción de carne y autoconsumo. Se entregaron semillas de avena, cebada, y alfalfa.
  • Chañar Punco: 80 productores recibieron insumos para proyectos emprendimientos hortícolas. Algunos de los insumos fueron tomates, morrones, zapallos, semillas de lechuga, entre otros.
  • El Cerrito y Zonas Serranas: 40 productores fueron beneficiados para proyectos ganaderos, orientado a mejorar la sanidad de ganado. Recibieron frascos de Closantel, panes de sal mineralizada y frascos de yoda calcio.

Andalgalá:

155 productores andalgalenses de las localidades de Amanao, Villa Vil, Potrero, Choya, Huaco y Chaquiago recibieron insumos para distintos proyectos.

  • Amanao: apoyo agro-ganadero destinado a fortalecer la producción caprina y vacuna. Recibieron alfalfa, avena y cebada forrajera.
  • Villa Vil, Potrero, Huaco, Choya, Chaquiago: apoyo destinado a la producción de hortalizas para autoconsumo, encurtidos y venta directa al público, entre ellos tomates, zapallos, semillas de lechuga, sobres con semillas de ají encurtido, zanahoria, entre otros.

Belén:

Localidades como La Puntilla, Artaza, Las Lomas, La Banda y Ampujaco recibieron insumos por parte de Minera Alumbrera para dar apoyo a la producción de aromáticas, proyectos hortícolas y agro-ganaderos. Algunos de los insumos recibidos fueron herbicidas, insecticidas, semillas de cebada, alfalfa y avena, panes de sal mineralizada, semillas de cebolla valenciana, entre otros.

144 productores se vieron beneficiados con dichos aportes.

Londres:

6 productores hortícolas de la localidad de La Aguadita recibieron latas de semillas de lechuga, 6 kilos de Yogen, acelga penca, y zapallitos verdes.

Hualfín:

Las localidades beneficiadas por el Plan Productivo Anual fueron:

  • La Quebrada, Los Nacimientos: apoyo agro-ganadero para mejorar las condiciones de sanidad del ganado e incrementar las pasturas para producir carne. 24 productores recibieron semillas de avena, cebada, alfalfa, jeringas para vacunar ganados.
  • Los Nacimientos, Hualfín, La Quebrada: 70 productores beneficiados con insumos para mejorar la sanidad y nutrición de las vides y pimiento. Recibieron fungicidas, Yogen y oxicloruro de cobre micronizado.

San José:

294 productores de las localidades de Yepes, Yustipian, San José, La Puntilla, Andahuala, Punta de Balasto y Entre Ríos fueron beneficiados con insumos para proyectos agro-ganaderos y hortícolas, destinados a mejorar la producción de carne, autoconsumo y sanidad animal para evitar mortalidad por parásitos.

A través de este programa de articulación público-privada, Minera Alumbrera brindó asesoramiento técnico a las familias y productores, mientras que los municipios se encargaron de realizar el seguimiento y acompañamiento en la implantación y sembrado.

En el marco actual de su plan de cierre luego de 20 años de operación, Minera Alumbrera continúa buscando mejorar la calidad de vida de las comunidades aledañas, a través de una gestión basada en el desarrollo sostenible.

Compromiso con la Salud y Seguridad

En Minera Alumbrera tenemos el compromiso de lograr prácticas líderes en la industria minera en relación con la Salud y la Seguridad.

Fomentamos y mantenemos una cultura de seguridad, motivando una conducta proactiva y sensibilización en éste ámbito. Proteger la seguridad de nuestra gente y mantener un ambiente de trabajo saludable y libre de lesiones conforman la máxima prioridad.

En todos los casos trabajamos para cumplir o exceder los requerimientos legales porque creemos que todos los incidentes y enfermedades ocupacionales se pueden prevenir.

Procuramos mantener un entorno de trabajo seguro en el que no se registren lesiones ni enfermedades ocupacionales. Para ello, Minera Alumbrera cuenta con un Sistema de Gestión de Seguridad y Salud Ocupacional, que permite prevenir incidentes, eliminar o reducir los riesgos y mejorar el rendimiento.

Para tener una operación segura no sólo debemos contar con equipamiento técnico apropiado, sino lograr que el personal tome las decisiones adecuadas para prevenir daños, lesiones o enfermedades relacionadas con el lugar de trabajo.

Los trabajadores reciben entrenamiento en todas las herramientas proactivas tendientes a obtener cero incidentes, utilizadas para la gestión de la seguridad, entre ellos, reuniones diarias antes de comenzar la jornada laboral, análisis de riesgo y observaciones de seguridad

Todas las personas que trabajan en Minera Alumbrera y sus colaboradores asumen el compromiso de entender y seguir los procedimientos de seguridad de la operación y reportar prontamente cualquier circunstancia que pueda representar una amenaza para ellos, otras personas, nuestra propiedad, el medio ambiente o nuestras comunidades vecinas.

Nuestra meta es lograr un ambiente de trabajo seguro y saludable, al tiempo de mejorar el bienestar de nuestros empleados, contratistas y comunidades.

Minera Alumbrera comienza a utilizar energía eólica

Minera Alumbrera modificó su matriz energética para reducir la huella de carbono, mientras lleva adelante tareas de cuidado y mantenimiento, sumado a los programas ambientales de cierre de mina.

A partir de la entrada en vigencia de la ley 27.191 de Energías Renovables, todos los usuarios de energía eléctrica de la Argentina deberán alcanzar 20% de su consumo energético en energías renovables para 2025. Los objetivos son graduales, tal como se ilustra en el siguiente cuadro:

Fuente: Ley 27191

Los grandes usuarios del mercado eléctrico -clientes de agentes distribuidores o prestadores de servicios públicos de distribución-, cuya demanda media en el último año haya sido superior a 300 Kw, están en condiciones de celebrar contratos de abastecimiento de energía renovable con generadores en el mercado a término (MATER).

Las empresas tienen tres opciones para abastecerse: autogenerar energía invirtiendo en fuentes renovables, participar de las compras conjuntas a la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (CAMMESA) o firmar contratos con privados que produzcan energía limpia.

En ese marco, Minera Alumbrera tomó la decisión de asegurarse la provisión de energía renovable de aproximadamente 50% de su demanda energética total por 10 años. Para ello utiliza el parque eólico “Los Olivos”, próximo a la localidad de Las Achiras, en la provincia de Córdoba, a través de un contrato celebrado con Central Puerto. De esta manera, Alumbrera excede hoy la exigencia legislativa prevista para dentro de 5 años.

El consumo energético en Bajo de la Alumbrera -luego de la paralización de las actividades a cielo abierto del yacimiento- es de aproximadamente 7,5MW de potencia. Dicho consumo está dado por las actividades de cuidado y mantenimiento de las instalaciones, actividades de rehabilitación progresiva de las escombreras y todas las tareas ambientales de cierre de mina. El contrato recientemente firmado le permite a Alumbrera abastecerse de 27.400 MW/h anuales, lo que equivale a casi el 50% de su consumo (3,13 MW de potencia), reduciendo significativamente su huella de carbono.

La decisión de incrementar la participación de renovables en la matriz nacional tuvo lugar en un contexto mundial en el que se logró firmar el Acuerdo de París en diciembre de 2015, a fin de limitar el aumento de la temperatura global a menos de 2°C para el año 2100. A su vez, se consensuaron los Objetivos de Desarrollo Sostenible -acordados en el seno de las Naciones Unidas- para garantizar el acceso a fuentes sostenibles y modernas de energía para todos los habitantes del mundo.

Las fuentes de energía renovables son la energía eólica, solar, geotérmica, mareomotriz, hidráulica, biomasa, gases de vertedero, gases de plantas de depuración y biogás. Argentina cuenta con un gran potencial para el desarrollo de energías renovables debido a la calidad de los vientos y la irradiación solar, lo cual le otorga una ventaja comparativa.

Capacitación gastronómica en Santa María

Minera Alumbrera junto a Servicios Compass y la municipalidad de Santa María llevaron adelante un curso de formación gastronómica para 40 jóvenes emprendedores catamarqueños durante la segunda semana de diciembre.

El viernes 13 de diciembre finalizó el primer módulo a cargo del chef Ignacio Bytnar, quien compartió sus conocimientos con los prestadores turísticos y gastronómicos, mediante la enseñanza de nuevas técnicas para la elaboración de platos.

El curso se desarrolla en 4 módulos, cada uno de los cuales se dicta a lo largo de 4 jornadas intensivas. Los 3 restantes continuarán en enero, febrero y marzo bajo la misma modalidad.

El municipio Santa María busca posicionarse dentro del atractivo turístico de la provincia, que recibe visitas internacionales interesadas en la ruta 40, como así también por los diversos eventos deportivos de los que el departamento es sede, tales como rally o mountain bike. En ese marco, el curso tiene como objetivo acompañar la visión local respecto de la importancia de mejorar la gastronomía en la zona para brindarle un mejor servicio al turista.

Una de las asistentes al curso, Romina Santos, se mostró muy agradecida por la oportunidad de recibir la capacitación y destacó como un aprendizaje las técnicas nuevas de amasado y la fusión de platos. “Es una semana intensiva, muy productiva y un aporte muy positivo para la comunidad y para los chicos jóvenes que tienen una mente más abierta y están innovando todo el tiempo”, enfatizó.

Por su parte, valoró la pertinencia del curso por su aplicación: “Me sirvió mucho porque tenemos un emprendimiento y vamos a llevar a cabo estas nuevas recetas regionales que nos enseñaron”.

La transferencia de conocimientos del curso a la práctica resultó una de las ventajas del taller también para Daniel Gutiérrez, quien comentó que “sirve para todo tipo de restaurantes; es una buena idea que lo implementen y que siga por mucho tiempo más”.

Los asistentes también subrayaron la calidez de la enseñanza y el buen trato. Así lo vivió Mayra Isasmendi: “Muy lindo aprender a hacer lo que ya sabemos, pero de otra manera para implementar en platos de la gastronomía de Santa María. Me gustó cómo nos enseñó el chef. Va a ayudar mucho a los cocineros con nuevas ideas”.

La articulación del sector público y privado en estrategias consensuadas brinda un marco de institucionalidad que redunda en la eficacia de las políticas y programas que se encaran en conjunto, con beneficios para todas las partes interesadas. La búsqueda de un objetivo común de largo plazo se refleja en compromisos de gestión inmediatos.

Mientras que Servicios Compass aporta los insumos y colaciones para los cortes durante el curso, además del chef, el municipio pone a disposición el local y la selección de capacitandos. Por su parte, Minera Alumbrera gestiona y coordina la logística. Las inscripciones estuvieron a cargo de la Secretaría de Turismo de Santa María en coordinación con la Cámara que aúna a las empresas del sector.

Al finalizar el curso se tomará un examen a 4 grupos formados por 10 cocineros que deberán realizar una comida evaluada por un jurado. Los ganadores recibirán como premio utensilios para cocinar. Todos recibirán su certificación.

A lo largo de los 20 años del proyecto hemos buscado mejorar la calidad de vida de las comunidades que nos rodean, a través de una gestión basada en el desarrollo sostenible. Creemos que mejorar la calidad de la educación comunitaria, el acceso a nosocomios próximos a las localidades, la mejora en la empleabilidad de nuestros recursos humanos, junto con el empuje hacia una producción que impulse las actividades productivas locales, han sido los constantes pilares de Alumbrera para generar un cambio social positivo.

Consumo de agua

Consumo del agua

En Minera Alumbrera nos ocupamos de devolver el agua utilizada en el proceso tal como la recibimos: en óptimas condiciones. Esto lo logramos en nuestra planta de filtros gracias al compromiso y profesionalismo de nuestros trabajadores, al equipamiento moderno de alta tecnología y con la garantía que nos dan las certificaciones internacionales obtenidas, tales como las ISO 9001 y 14001.

Bajo de la Alumbrera se encuentra emplazada en una zona árida, con limitada disponibilidad de recurso hídrico. En el proceso de tratamiento del mineral utilizamos agua fresca que se extrae del acuífero de Campo del Arenal.

Antes del inicio de las operaciones, se llevaron a cabo estudios de base para asegurar que las operaciones no afecten la disponibilidad de agua para las comunidades aledañas. Durante la operación, se controlaron en forma permanente los niveles de pozos de monitoreos y ríos de la zona y los mismos respondieron de acuerdo a los modelos predictivos, sin ninguna afectación atribuible a la extracción de Minera Alumbrera. Cabe destacar que los pozos se encuentran a más de 60km de la zona productiva del departamento de Santa María.

En 2017 el consumo total promedio de agua para todo el proceso productivo totalizo 785 l/s de agua fresca cuando el valor permitido es de 800 l/s – con picos de hasta 1100 l/s – de acuerdo con la resolución de la Secretaria de Ambiente y Desarrollo Sustentable de Catamarca, que es la autoridad de aplicación.

Utilizamos el agua fresca para el proceso de molienda y flotación, así como también utilizamos agua recuperada del dique de colas, que reingresa al circuito por medio de un sistema de retrobombeo.

La gestión del consumo del agua se destaca por utilizar el agua reciclada en mayor porcentaje (69%) mientras que de agua fresca se utiliza un 31%, buscamos constantemente optimizar su uso.

Los departamentos catamarqueños de Andalgalá, Santa María y Belén, todos, hoy tienen más hectáreas cultivadas que en el año 1997 cuando la mina entro en operación según el registro de los censos nacionales

El consumo de agua fresca estuvo en concordancia con el volumen de material molido. Se debe tener en cuenta que el mineral de Bajo el Durazno implica un mayor consumo que el mineral de Bajo de la Alumbrera por sus características de dureza de las rocas.

Los procesos de monitoreo y análisis de agua de Alumbrera son controlados permanentemente por las autoridades correspondientes y son certificados por normas internacionales ISO.

La mayoría de las actividades industriales necesitan grandes volúmenes de agua para producir los bienes que consumimos. Por ello, en nuestro caso, hemos puesto en práctica programas de reciclado y optimización del recurso. Se puede comprobar que el agua que consume Minera Alumbrera en su proceso productivo es sensiblemente menor que otras industrias características de la región:

  1. SOJA: consumo de agua = 2.145 l/kg
  2. CARNE VACUNA: consumo de agua = 21.829 l/kg
  3. AZUCAR REFINADA: consumo de agua = 1.782 l/kg
  4. CONCENTRADO: consumo de agua = 108,34 l/kg.

 

Las personas usamos el agua en todo y para todo. Usar de manera responsable un recurso vital es responsabilidad de todos.

Cuidamos y respetamos el medio ambiente.

Cuidado del patrimonio arqueológico

Las acciones preventivas sobre el patrimonio arqueológico implementadas por Minera Alumbrera desde el inicio del proyecto minero hasta la actualidad han permitido preservar bienes culturales, además de reunir información que permitirá delinear programas de turismo cultural sustentables.

Estas acciones han contribuido a generar una línea de base indispensable para llevar adelante emprendimientos de turismo cultural, que contemplen el uso público de esos bienes.

Los trabajos de monitoreo de sitios arqueológicos están considerados dentro del sistema de gestión ambiental de Minera Alumbrera Ltd. Al respecto, la política ambiental de Minera Alumbrera Ltd. define su compromiso para lograr el mejoramiento continuo y la prevención de la contaminación y/o alteración de componentes del ambiente en todos los procesos y actividades llevados a cabo por la empresa.

El concepto de mejoramiento continuo conlleva la idea de un proceso de mejora del sistema de gestión ambiental para lograr progresos en el desempeño ambiental global, en un todo de acuerdo con la política ambiental de la empresa. Esto se traduce en hechos concretos, ya que cuando se identifican los aspectos ambientales y sus impactos significativos, se fijan objetivos y metas para revertirlos, los cuales se concretan a través de la ejecución de acciones puntuales, que su vez están reunidas dentro de un Programa de Gestión Ambiental dentro del que se incluye el Monitoreo del Patrimonio Arqueológico.

Se monitorea anualmente los sitios arqueológicos que fueron reportados en diferentes estudios de impacto ejecutados en las distintas etapas del proyecto minero (diseño, construcción y operación) de la línea de alta tensión de Minera Alumbrera Ltd.,  de la misma manera los sitios arqueológicos que fueron descubiertos y/o intervenidos durante las etapas de diseño y construcción del mineraloducto de Minera Alumbrera Ltd., específicamente en las áreas clasificadas como sensibles arqueológicamente.

Los trabajos de monitoreo tiene como función controlar la eficacia de las medidas adoptadas, especialmente para calibrar la relación entre los impactos estimados y los acontecidos.

El monitoreo periódico de esos sitios se hace indispensable, dado que la construcción del tendido eléctrico cambió las condiciones de accesibilidad y transitabilidad en el área, pudiéndose incrementar las acciones de vandalismo, es decir deterioro de los sitios arqueológico por la acción mal intencionada del hombre.

Acciones preventivas:

Algunas localidades aledañas al ducto, como Ampujaco, Alto Pisavil y El Bolson, son sometidas a estudios durante las etapas de factibilidad y de construcción, generándose una serie de medidas preventivas, mitigadoras y correctivas. Se destacan:

  • Cambio de traza sectorizados a lo largo del recorrido del mineraloducto, a fin de preservar los sitios arqueológicos que presentaban excelente estado de conservación. Cabe destacar que el estado de los sitios está sujeto a monitoreos periódicos.
  • Tareas de relevamiento planímetro, conservación y posterior enmascaramiento de un sitio arqueológico localizado cerca de la pista del ducto para protegerlo de los agentes naturales y antrópicos. Las medidas de conservación consistieron en la modificación de las líneas de escurrimiento naturales que estaban afectando la integridad del sitio, la estabilización de la barranca inactiva de la terraza fluvial de emplazamiento del sitio y cobertura del área para minimizar la erosión.

Estos trabajos no solo permitieron no generar impacto en los sitios referidos, sino también ir un paso más allá de propender a una mejor conservación de dicho patrimonio cultural.

Campo de Petroglifos de Ampajango (Santa María – Catamarca)

El tendido eléctrico de Minera Alumbrera se desplaza por el sector sur del valle de Santa María desde la localidad de Punta de Balasto hasta Andalhuala. El trabajo realizado permitió detectar rocas con grabados, tanto aisladas como agrupadas. Los estudios realizados profundizaron los aspectos iconográficos de los motivos grabados, pero no existía una planimetría que diera cuenta de la localización, como así tampoco una fototeca en detalle para documentar su estado de conservación. El área fue relevada a través de reconocimientos a pie desde el Campo del Ingenio y Vallecito. Estas áreas se seleccionaron por presentar la mayor frecuencia relativa de petroglifos, como también por contar con la infraestructura adecuada para la futura puesta en valor del sitio arqueológico.

Se relevaron petroglifos, los cuales presentan una combinación de distintos motivos grabados, que fueron clasificados en abstractos, figurativos, y abstracto-representativos (pisadas). Cada roca con grabados fue identifica con un numero para remitir a su localización en el espacio y la documentación se realizó con fotografía digital.

Se pueden citar muchos ejemplos del trabajo de mitigación de impacto ambiental de alcance arqueológico que ha llevado adelante Minera Alumbrera en forma permanente en las distintas etapas del proyecto minero, pero particularmente el trabajo de recomposición generó la línea de base indispensable para el emprendimiento de proyectos de turismo cultural que contemplen el uso público de los bienes culturales.

Actualmente, gracias a este proyecto se tiene el conocimiento de los tenedores de las tierras, del estado de conservación del patrimonio estudiado y de su planimetría. Estos elementos, junto con la información arqueológica previamente existente y generada en el marco del proyecto, constituyen los pilares para el diseño de los planes de manejo que son las herramientas necesarias e imprescindibles para que ese uso público se realice dentro de parámetros que garanticen la salvaguarda de los bienes culturales.