Minera Alumbrera donó una cabina de bioseguridad para el Hospital de Niños

En Minera Alumbrera acompañamos a las distintas comunidades a través de iniciativas y donaciones que permiten llevar alivio a quienes viven en la zona de influencia del proyecto minero.

Mediante la firma de un convenio con las autoridades catamarqueñas hemos provisto equipamiento médico para el sistema de salud de Catamarca. Los equipos donados permiten el tratamiento y la detección de virus respiratorios y otras patologías.

En esta ocasión, El Hospital Interzonal de Niños “Eva Perón” recibió una cabina de flujo laminar donada por Minera Alumbrera. La cabina de bioseguridad estuvo gestionada por la Ministra de Salud Claudia Palladino y la secretaria de Asistencia en Salud Pública, Manuela Ávila, en conjunto con la empresa.

La cabina sirve para el tratamiento de muestras respiratorias, en la búsqueda de virus respiratorios y también para la búsqueda de micobacterio en tuberculosis, en el caso de tener que realizar el diagnóstico de tuberculosis en niños.

“Estamos agradecidos con la empresa que anteriormente hizo otras donaciones al Ministerio de Salud. En el contexto del Covid-19 todas las acciones se alivianan cuando trabajamos articuladamente entre todos los Ministerios y con empresas privadas» expresó la Ministra de Salud Claudia Palladino.

Anteriomente, Minera Alumbrera ha realizado donaciones a nosocomios de la provincia las cuales demandaron una inversión de aproximadamente $6 millones e incluyeron mesas para anestesia destinadas a los hospitales de Santa María, Tinogasta y Recreo; un equipo de ion selectivo para el hospital de Andalgalá; instrumental para trauma destinado al quirófano del Hospital de Belén y un contador hematológico para el laboratorio central del Ministerio de Salud.

En el marco actual de su plan de cierre luego de 20 años de operación, Minera Alumbrera continúa buscando mejorar la calidad de vida de las comunidades aledañas, a través de una gestión basada en el desarrollo sostenible.

Minera Alumbrera entregó elementos de bioseguridad a hospitales de Andalgalá, Belén y Santa María

Frente a la pandemia del COVID-19 que afecta a la población mundial, Minera Alumbrera acompaña a las distintas comunidades a través de iniciativas y donaciones que permiten llevar alivio a quienes viven en la zona de influencia del proyecto minero.

Glencore, como operador responsable de Minera Alumbrera, prioriza la protección de la salud y seguridad de los trabajadores, al igual que de sus comunidades. Por ello, anunció el lanzamiento de un Fondo de Ayuda para la Comunidad a nivel global, que será distribuido en las comunidades donde se encuentran las operaciones alrededor del mundo.

Minera Alumbrera, gracias al aporte del Fondo de Ayuda para la Comunidad de Glencore, donó –en esta primera etapa-  elementos de protección personal al sistema de salud del Área de Influencia Primaria (API) por más de $2,2 millones. Posteriormente, y en acuerdo con el Ministerio de Salud de la provincia de Catamarca, procederá a la donación de equipamiento médico para el sistema de salud de la provincia.

Los hospitales de las cabeceras departamentales de Belén, Andalgalá y Santa María recibieron de parte de Minera Alumbrera elementos de bioseguridad para el personal de salud expuesto a pacientes con síntomas compatibles con COVID-19. El equipo incluye barbijos N95, protectores oculares, guantes de latex, camisolín, máscara facial y mamelucos descartables. Todo el material redundará en beneficio del personal de salud interviniente en el protocolo de seguridad COVID-19, que asciende a más de 210 personas en los 3 departamentos. Y, en consecuencia, impactará positivamente en toda la comunidad a quien dicho personal dedica sus esfuerzos.

Anteriormente, la empresa ha contribuido con camas, colchones, almohadas, ropa de cama y frazadas para los Centros de Aislamiento de Santa María, Belén, Andalgalá y Antofagasta de la Sierra, además de termómetros digitales. Asimismo, ya se entregaron mamelucos de protección para la Gendarmería del departamento Belén, Dirección de Defensa Civil de Catamarca y la policía de Tucumán, junto con barbijos para la Policía de Belén y de Santa María.

Raúl Mentz, gerente general afirmó: “Como parte de la comunidad en la que estamos insertos, Alumbrera está enfocando sus esfuerzos en contribuir con las necesidades urgentes y primarias de los municipios más próximos al yacimiento. Este fondo de alcance global de Glencore -que Alumbrera volcará en parte en su comunidad- dará soporte a acciones diseñadas e implementadas especialmente para nuestras comunidades, en colaboración con las instituciones sanitarias y las autoridades provinciales con las que mantenemos un diálogo fluido. Esperamos que estos esfuerzos contribuyan a aliviar el peso a nuestras comunidades, mientras trabajamos juntos para combatir el impacto del Coronavirus”.


Cuidado del patrimonio arqueológico

Las acciones preventivas sobre el patrimonio arqueológico implementadas por Minera Alumbrera desde el inicio del proyecto minero hasta la actualidad han permitido preservar bienes culturales, además de reunir información que permitirá delinear programas de turismo cultural sustentables.

Estas acciones han contribuido a generar una línea de base indispensable para llevar adelante emprendimientos de turismo cultural, que contemplen el uso público de esos bienes.

Los trabajos de monitoreo de sitios arqueológicos están considerados dentro del sistema de gestión ambiental de Minera Alumbrera Ltd. Al respecto, la política ambiental de Minera Alumbrera Ltd. define su compromiso para lograr el mejoramiento continuo y la prevención de la contaminación y/o alteración de componentes del ambiente en todos los procesos y actividades llevados a cabo por la empresa.

El concepto de mejoramiento continuo conlleva la idea de un proceso de mejora del sistema de gestión ambiental para lograr progresos en el desempeño ambiental global, en un todo de acuerdo con la política ambiental de la empresa. Esto se traduce en hechos concretos, ya que cuando se identifican los aspectos ambientales y sus impactos significativos, se fijan objetivos y metas para revertirlos, los cuales se concretan a través de la ejecución de acciones puntuales, que su vez están reunidas dentro de un Programa de Gestión Ambiental dentro del que se incluye el Monitoreo del Patrimonio Arqueológico.

Se monitorea anualmente los sitios arqueológicos que fueron reportados en diferentes estudios de impacto ejecutados en las distintas etapas del proyecto minero (diseño, construcción y operación) de la línea de alta tensión de Minera Alumbrera Ltd.,  de la misma manera los sitios arqueológicos que fueron descubiertos y/o intervenidos durante las etapas de diseño y construcción del mineraloducto de Minera Alumbrera Ltd., específicamente en las áreas clasificadas como sensibles arqueológicamente.

Los trabajos de monitoreo tiene como función controlar la eficacia de las medidas adoptadas, especialmente para calibrar la relación entre los impactos estimados y los acontecidos.

El monitoreo periódico de esos sitios se hace indispensable, dado que la construcción del tendido eléctrico cambió las condiciones de accesibilidad y transitabilidad en el área, pudiéndose incrementar las acciones de vandalismo, es decir deterioro de los sitios arqueológico por la acción mal intencionada del hombre.

Acciones preventivas:

Algunas localidades aledañas al ducto, como Ampujaco, Alto Pisavil y El Bolson, son sometidas a estudios durante las etapas de factibilidad y de construcción, generándose una serie de medidas preventivas, mitigadoras y correctivas. Se destacan:

  • Cambio de traza sectorizados a lo largo del recorrido del mineraloducto, a fin de preservar los sitios arqueológicos que presentaban excelente estado de conservación. Cabe destacar que el estado de los sitios está sujeto a monitoreos periódicos.
  • Tareas de relevamiento planímetro, conservación y posterior enmascaramiento de un sitio arqueológico localizado cerca de la pista del ducto para protegerlo de los agentes naturales y antrópicos. Las medidas de conservación consistieron en la modificación de las líneas de escurrimiento naturales que estaban afectando la integridad del sitio, la estabilización de la barranca inactiva de la terraza fluvial de emplazamiento del sitio y cobertura del área para minimizar la erosión.

Estos trabajos no solo permitieron no generar impacto en los sitios referidos, sino también ir un paso más allá de propender a una mejor conservación de dicho patrimonio cultural.

Campo de Petroglifos de Ampajango (Santa María – Catamarca)

El tendido eléctrico de Minera Alumbrera se desplaza por el sector sur del valle de Santa María desde la localidad de Punta de Balasto hasta Andalhuala. El trabajo realizado permitió detectar rocas con grabados, tanto aisladas como agrupadas. Los estudios realizados profundizaron los aspectos iconográficos de los motivos grabados, pero no existía una planimetría que diera cuenta de la localización, como así tampoco una fototeca en detalle para documentar su estado de conservación. El área fue relevada a través de reconocimientos a pie desde el Campo del Ingenio y Vallecito. Estas áreas se seleccionaron por presentar la mayor frecuencia relativa de petroglifos, como también por contar con la infraestructura adecuada para la futura puesta en valor del sitio arqueológico.

Se relevaron petroglifos, los cuales presentan una combinación de distintos motivos grabados, que fueron clasificados en abstractos, figurativos, y abstracto-representativos (pisadas). Cada roca con grabados fue identifica con un numero para remitir a su localización en el espacio y la documentación se realizó con fotografía digital.

Se pueden citar muchos ejemplos del trabajo de mitigación de impacto ambiental de alcance arqueológico que ha llevado adelante Minera Alumbrera en forma permanente en las distintas etapas del proyecto minero, pero particularmente el trabajo de recomposición generó la línea de base indispensable para el emprendimiento de proyectos de turismo cultural que contemplen el uso público de los bienes culturales.

Actualmente, gracias a este proyecto se tiene el conocimiento de los tenedores de las tierras, del estado de conservación del patrimonio estudiado y de su planimetría. Estos elementos, junto con la información arqueológica previamente existente y generada en el marco del proyecto, constituyen los pilares para el diseño de los planes de manejo que son las herramientas necesarias e imprescindibles para que ese uso público se realice dentro de parámetros que garanticen la salvaguarda de los bienes culturales.

Nueva etapa operativa en Minera Alumbrera

Minera Alumbrera anuncia una nueva etapa en la explotación del yacimiento cuprífero Bajo de la Alumbrera, ubicado en la provincia de Catamarca, que se encuentra en operación desde 1997.

Luego de la finalización de la explotación a cielo abierto en julio de 2018, Minera Alumbrera comenzará una nueva modalidad de producción al desarrollar la explotación subterránea de Bajo de la Alumbrera, lo cual extenderá la vida útil del proyecto a 10 años.

Para ello, la UTE Minera Alumbrera-YMAD invertirá US$161 millones principalmente entre 2018 y 2019, que se irán incrementado durante la operación hasta alcanzar un total cercano a US$280 millones.

Luego de una etapa de desarrollo de tunelerías e infraestructura durante 16 meses, la producción de mineral bajo esta nueva modalidad comenzará en el segundo semestre de 2019.

El emprendimiento tendrá un volumen de producción de 87.000 toneladas anuales de concentrado de cobre, y requerirá recursos técnicos y humanos acorde a este nuevo nivel productivo.

La continuidad del proyecto extenderá la generación de beneficios para las comunidades, la provincia de Catamarca, el estado nacional y los socios de Alumbrera, en materia principalmente de regalías, ingresos fiscales, participación y dividendos, además de seguir contribuyendo de modo virtuoso a la cadena de valor local.

“Desde hace varios años venimos trabajando intensamente en la planificación detallada del cierre de mina, pero a la vez nuestra visión siempre ha sido dar continuidad a la investigación para encontrar nuevos horizontes que permitan extender la vida útil del yacimiento. Eso es lo que hemos logrado, con la consecuente generación de beneficios socioeconómicos para las comunidades aledañas, mediante una gestión basada en el desarrollo sostenible”, explicó Raúl Mentz, gerente general de Minera Alumbrera.

“A partir de las nuevas políticas mineras implementadas se pudo extender la vida útil de la operación a cielo abierto hasta el primer semestre de este año y, luego de los correspondientes estudios técnicos, fue posible prolongarla aún más a través de la modalidad subterránea. Celebramos esta importante inversión, que da una muestra de confianza en el país y en la provincia de Catamarca. Estamos orgullosos del nuevo rumbo del primer gran proyecto minero que ha tenido la Argentina, el cual continuará generando oportunidades de crecimiento para la región noroeste”, concluyó Mentz.