Alumbrera donó equipos para nosocomios catamarqueños

Mediante la firma de un convenio con las autoridades catamarqueñas hemos provisto equipamiento médico para el sistema de salud de Catamarca. Los equipos donados permiten el tratamiento y la detección de virus respiratorios y otras patologías.

El equipamiento de salud donado para diversos nosocomios de la provincia demandó una inversión de aproximadamente $6 millones e incluye un gabinete flujo laminar de seguridad biológica para el laboratorio del Hospital de Niños; mesas para anestesia destinadas a los hospitales de Santa María, Tinogasta y Recreo; un equipo de ion selectivo para el hospital de Andalgalá; instrumental para trauma destinado al quirófano del Hospital de Belén y un contador hematológico para el laboratorio central del Ministerio de Salud.

A principios de mayo, Glencore anunció el lanzamiento de un Fondo de Ayuda para la Comunidad a nivel global, a fin de paliar la crisis generada por la pandemia del COVID-19. En esa primera etapa, en Alumbrera hemos contribuido con camas, colchones, almohadas, ropa de cama y frazadas para los Centros de Aislamiento de Santa María, Belén, Andalgalá y Antofagasta de la Sierra, además de termómetros digitales.

En esa oportunidad, también se entregaron mamelucos de protección para la Gendarmería del departamento Belén, Dirección de Defensa Civil de Catamarca y la policía de Tucumán, junto con barbijos para la Policía de Belén y de Santa María.

Minera Alumbrera entregó elementos de bioseguridad a hospitales de Andalgalá, Belén y Santa María

Frente a la pandemia del COVID-19 que afecta a la población mundial, Minera Alumbrera acompaña a las distintas comunidades a través de iniciativas y donaciones que permiten llevar alivio a quienes viven en la zona de influencia del proyecto minero.

Glencore, como operador responsable de Minera Alumbrera, prioriza la protección de la salud y seguridad de los trabajadores, al igual que de sus comunidades. Por ello, anunció el lanzamiento de un Fondo de Ayuda para la Comunidad a nivel global, que será distribuido en las comunidades donde se encuentran las operaciones alrededor del mundo.

Minera Alumbrera, gracias al aporte del Fondo de Ayuda para la Comunidad de Glencore, donó –en esta primera etapa-  elementos de protección personal al sistema de salud del Área de Influencia Primaria (API) por más de $2,2 millones. Posteriormente, y en acuerdo con el Ministerio de Salud de la provincia de Catamarca, procederá a la donación de equipamiento médico para el sistema de salud de la provincia.

Los hospitales de las cabeceras departamentales de Belén, Andalgalá y Santa María recibieron de parte de Minera Alumbrera elementos de bioseguridad para el personal de salud expuesto a pacientes con síntomas compatibles con COVID-19. El equipo incluye barbijos N95, protectores oculares, guantes de latex, camisolín, máscara facial y mamelucos descartables. Todo el material redundará en beneficio del personal de salud interviniente en el protocolo de seguridad COVID-19, que asciende a más de 210 personas en los 3 departamentos. Y, en consecuencia, impactará positivamente en toda la comunidad a quien dicho personal dedica sus esfuerzos.

Anteriormente, la empresa ha contribuido con camas, colchones, almohadas, ropa de cama y frazadas para los Centros de Aislamiento de Santa María, Belén, Andalgalá y Antofagasta de la Sierra, además de termómetros digitales. Asimismo, ya se entregaron mamelucos de protección para la Gendarmería del departamento Belén, Dirección de Defensa Civil de Catamarca y la policía de Tucumán, junto con barbijos para la Policía de Belén y de Santa María.

Raúl Mentz, gerente general afirmó: “Como parte de la comunidad en la que estamos insertos, Alumbrera está enfocando sus esfuerzos en contribuir con las necesidades urgentes y primarias de los municipios más próximos al yacimiento. Este fondo de alcance global de Glencore -que Alumbrera volcará en parte en su comunidad- dará soporte a acciones diseñadas e implementadas especialmente para nuestras comunidades, en colaboración con las instituciones sanitarias y las autoridades provinciales con las que mantenemos un diálogo fluido. Esperamos que estos esfuerzos contribuyan a aliviar el peso a nuestras comunidades, mientras trabajamos juntos para combatir el impacto del Coronavirus”.


Nuestras materias primas en productos cotidianos

Glencore produce las materias primas que todos necesitamos, y a medida que el mundo sigue avanzando, vamos a necesitar una mayor cantidad de estas materias primas.
En un principio, la materia se encuentra en el suelo, pero para extraerla y procesarla en una mina, con la cantidad de instalaciones y equipos necesarios in situ, cuesta mucho dinero.
Glencore se desplaza en estos nuevos territorios y lo hace posible.

Invertimos miles de millones de dólares en esos países para poder ofrecer esta materia prima, lo que procura una vida más fácil.
Ahora bien, ¿Que ocurre al construir una mina?
Al construir una mina, la comunidad entorno a la mina se beneficia porque empleamos a miles de personas, el PBI per cápita de esas zonas aumenta considerablemente.
Se pagan más impuestos a los gobiernos en los que operamos, hay más carreteras, más escuelas, más hospitales. La vida de las personas mejora en todo el país.
Por lo tanto, el efecto multiplicador es enorme.

Ivan Glasenberg.
Presidente Ejecutivo, Glencore.
Las empresas como Glencore, con un impacto importante y un papel destacado en la sociedad actual, tienen una gran oportunidad para contribuir de manera verdaderamente efectiva en los países donde operan.

Suministramos productos que se necesitan en la vida cotidiana, pero también incorporamos los países en los que operamos a la economía global, y creo que eso supone una responsabilidad extraordinaria y una gran oportunidad para procurar un auténtico cambio que puede, si se hace bien, perdurar durante mucho tiempo una vez concluido nuestro trabajo.

Anna Krutikov.
Responsable de Desarrollo Sostenible, Glencore.
La minería responsable conlleva mucha responsabilidad en un país como Sudáfrica teniendo en cuenta nuestros problemas de desempleo y pobreza.
No se trata solo de convivir con las comunidades, sino también de escuchar y colaborar con las partes interesadas para ver cómo se puede contribuir a la sociedad de una forma efectiva.

Nos hemos involucrado en un programa de formación online porque existe una necesidad real en las escuelas cercanas a nuestras operaciones, en lo referente a mejora de notas en matemáticas y ciencias.
Conecta escuelas rurales con bajos rendimientos educativos a una plataforma de video conferencias en online.
Esto supone que diversos estudiantes en diferentes clases pueden tener acceso a un profesor experto.
Así, aumentan sus posibilidades de acceder a una educación superior, de ir a la universidad y solicitar una beca Glencore.

Shamiela Letsoalo
Responsable de Comunicaciones, Glencore.
Glencore es socio del proyecto desde hace ya 9 años, en el que se han incluido 9 localidades próximas a sus operaciones.
Las repercusiones han sido enormes.

Hay niños que estarían perdidos en el sistema y ahora tienen la oportunidad de estar en algún sitio.

Natasha Mikes.
Jefa de Proyecto, Ligbron E-Learning.
Mi nombre es Jessie, soy de Phola.
Empece el programa de E-Learning porque no estaba satisfecha con mis estudios.

Sin duda, me ayudo a mejoras; he obtenido mi informe este año y ha sido impresionante, y todo gracias a este programa.
He aplicado a la Universidad de Wits y, por suerte, me han admitido.

Jessie Nonhlanhla Masimula
Antigua alumna, Escuela Combinada de Makause
El programa me ha ayudado mucho, me ha permitido mejorar mi estilo de enseñanza; ha mejorado considerablemente la forma en la que desempeño mis labores como docente.

Tienes la oportunidad de observar a otro docente o a una colega haciendo el mismo trabajo que tu en el aula de una manera diferente.

Te ayuda a corregir algunos errores, algunas de las cosas que efectivamente no estas haciendo bien.

Ajekum Frederick.
Profesor de la Escuela Combinada de Makause.
He tenido la suerte de ver como diferentes comunidades del Valle de Hunter, Central Queensland, Canadá, y ahora Colombia, se benefician de las operaciones de Glencore.

Me apasiona la idea de que estos beneficios redunden en las comunidades y que nuestras operaciones dejen un legado positivo y duradero una vez que han concluido.

Un gran ejemplo del efecto que podemos tener es el trabajo que se lleva adelante en la comunidad de La Victoria.

La Victoria era una comunidad muy afectada por la violencia, con una gran cantidad de asesinatos y un número significativo de desplazamientos.

Hace algún tiempo, Prodeco empezó a pensar como podía participar en el proceso de paz en Colombia; esto nos llevó a formar una alianza con una ONG local, en Programa de Desarrollo y Paz del Cesar.

Mediante la alianza con el PDP, hemos trabajado con la comunidad para elaborar un plan para el desarrollo de la localidad en los próximos 15 años.

Mark McManus.
Presidente, Grupo Prodeco.
La minería responsable es un tipo de minería que no solo de centra en crear valor económico, que es importante, sino también valor para las sociedades y valor para el medio ambiente.

La minería responsable implica comprender nuestra capacidad para dejar una huella realmente positiva en todos los lugares donde operamos.

Estamos convencidos que nuestro negocio no es sostenible si las comunidades circundantes no son sostenibles; este es el principio subyacente, si ellas crecen, nosotros crecemos también.

Nicolás Gómez.
Responsable de Sostenibilidad, Grupo Prodeco.
El colectivo juvenil: «Juntos por la Paz» ha transformado nuestras vidas tanto moral como espiritualmente.

Vemos la paz desde un punto de vista diferente, desde otra perspectiva, y como lo que realmente es. Debe ser algo que nazca en nuestros corazones y que podamos recordar con todos los valores que hemos aprendido a lo largo de nuestras vidas.

Agradecemos a Prodeco que nos haya considerado, porque nos han dicho en incontables ocasiones que nosotros, los jóvenes, debemos ser los portadores de la paz, pero realmente no nos tienen en cuenta; no son más que palabras.

Con Prodeco, es diferente, han confiado en nosotros, con lo que podemos ser agentes de paz.

Valores por La Paz.
Participante, colectivo juvenil.

Para una empresa minera responsable es importante ser activa en las comunidades en las que opera y colaborar en lo posible.

Tenemos un programa integral de control de la malaria, un programa completo de salud pública que beneficia a toda la comunidad porque no solo fumigamos las viviendas de los empleados de Mopani, sino que lo hacemos para todas las personas, y nos sentimos muy orgullosos de ello.

Kitwe y Mufurila presentan unas estadísticas asombrosas en comparación con el promedio nacional en lo referente a casos de malaria.

Senga Chitoshi.
Responsable de Servicios, Mopani Copper Mines.
Trabajamos con niños que viven y trabajan en la calle.
Recibimos el apoyo de Mopani para alimentar a los niños.

Si continúan en las calles están expuestos a las drogas y abusos porque los niños son sencillamente abandonados a su suerte.
Con el apoyo de Mopani sé que el futuro es alentador.
Y es evidente que aquí los niños son muy felices, porque pueden jugar y reír con sus amigos.

Christopher Mulenga.
Director de Friends of the Street Children.
Tenemos la suerte de contar con grandes equipos en las operaciones de todos los países en los que operamos; tenemos profesionales que provienen de muy diversos orígenes, la mayoría de los equipos con los que trabajamos provienen de las comunidades en las que operamos, por lo que son personas locales que realmente entienden lo que significa tener la mina en el área, cuales son algunas de las preocupaciones de la gente local, y pueden trabajar con ellos directamente.

Nuestro trabajo probablemente nunca termine, pero seguiremos esforzándonos por progresar.

Anna Krutikov.
Responsable de Desarrollo Sostenible, Glencore.

Nuestras materias primas en productos cotidianos.
Construir un presente empresarial sostenible, con la vista puesta en el futuro.
Glencore.

 

 

Empresas accionistas de Minera Alumbrera

Bajo de la Alumbrera es uno de los principales yacimientos metalíferos del mundo que se explota en superficie en Catamarca, Argentina. Mediante procesos de trituración, molienda y flotación, se produce principalmente concentrado de cobre, oro, plata y molibdeno

Minera Alumbrera, que opera el yacimiento, está formada por la empresa suiza Glencore, con el 50% de su paquete accionario; y las canadienses Goldcorp, con el 37,5%; y Yamana Gold, con el 12,5%.

Los derechos de exploración y explotación del yacimiento pertenecen a Yacimientos Mineros de Aguas de Dionisio (YMAD), sociedad interestadual argentina, integrada por la provincia de Catamarca, la Universidad Nacional de Tucumán y el Estado Nacional.

YMAD ha constituido una unión transitoria de empresas con Minera Alumbrera para la explotación del yacimiento.

Fuente: Informe de Sostenibilidad 2012.