Mejoramiento de los cultivos de nogal y vid

Los tradicionales cultivos de nueces y uvas en los departamentos de Andalgalá y Belén, provincia de Catamarca, cuentan desde hace poco tiempo con el impulso de un proyecto de reconversión.

Este proyecto busca incrementar la productividad y competitividad de los productores locales.

El Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria –INTA–, las comunidades de cada lugar, las instituciones de formación agrotécnica y Minera Alumbrera están participando esta iniciativa.

Objetivos claros

Este proyecto tiene como beneficiarios a las familias de 300 productores.

Y tres objetivos:

. Organizar y consolidar los grupos de productores para mejorar su capacidad de autogestión y asociación

. Generar mano de obra capacitada y con inserción laboral

. Renovar la formación de los grupos de productores mediante una transferencia tecnológica apropiada que permita incrementar su productividad y competitividad, fortaleciendo así la producción tradicional

Este proyecto busca que los agricultores obtengan mejores beneficios en la comercialización de sus cultivos, al mismo tiempo que desarrollen las variedades más competitivas y demandadas en el mercado.

Las nuevas variedades

En el caso de los productores nogaleros, se dejaron de lado las nueces californianas, que tenían poca llegada al mercado, y se optó por las americanas, que pueden exportarse.

En cuanto a los productores de vides, la variedad Chardonnay está siendo reemplazada por las uvas Syrah y Malbec, que tienen mayor aceptación entre los consumidores.

Participación activa

En este proyecto, el INTA brinda su asesoramiento, las instituciones de formación agrotécnica acompañan a los productores en cada etapa, los productores mismos aportan su trabajo directo y Minera Alumbrera provee injertos de las nuevas especies.

Contribuir al desarrollo

Este involucramiento de Minera Alumbrera es parte de sus acciones de Desarrollo Comunitario, en el marco de la política de Responsabilidad Social Empresaria.

Para la compañía, la Responsabilidad Social constituye “el compromiso de la empresa de contribuir al desarrollo sostenible con la participación de los grupos de interés, a fin de mejorar la calidad de vida de la sociedad en su conjunto”.

Inaugura la bodega de Hualfín, con aporte de Minera Alumbrera

A su tiempo maduran las uvas

El municipio de Hualfín invirtió regalías mineras en la construcción de una bodega, como proyección de un modelo vitivinícola sustentable para la zona que pretende desarrollar dicha industria en condiciones más competitivas. Alumbrera aportó mejoras en la
productividad.

Hualfin

Entre cerros y tierra agreste, emerge un fértil oasis, a muy pocos kilómetros de la planta de Alumbrera.  Allí, hay un sueño que crece pegado a las mejores vides de la región. Hualfín, zona productora de uva blanca y común desde siempre, dio hace 10 años un paso fundamental: reconvirtió viñedos a malbec y syrah, a partir del trabajo mancomunado de productores, el INTA, la comuna local y la empresa.

Con la mejora, creció el interés por producir. Hoy, a las 48 hectáreas de viñedos y un arduo trabajo, se suma la construcción de una bodega, inaugurada en mayo. Allí ya están en proceso 80.000 kilos de uvas torrontés y cereza, y 100.000 de tintas.

19 productores reciben el beneficio de esta bodega propia del municipio, un proyecto económico sustentable que busca liderar y competir con mercados más tradicionales. La mayoría pertenece a Hualfín, otros son de Puerta de Corral Quemado y San Fernando.

Rolando Lazzarotti, enólogo mendocino, está a cargo de la dirección técnica y fija el rumbo y la continuidad del emprendimiento. El objetivo es la producción de vinos de varietales de las cepas malbec y syrah de alta gama; el equipamiento fue adquirido con ese fin. Lazzarotti resume en una frase la importancia de la espera para la producción del vino: “No hay modo que el agua hierva o se enfríe rápido”. También asume que el vino será “espectacular” y se entusiasma con la ventaja de que “al no haber humo ambiental, viñedos y bodega serán orgánicos”.

Instalaciones Viña Hualfín

Las uvas pintas de Hualfín

El apoyo de Alumbrera en este proyecto tiene que ver con su visión de modelo de negocio sustentable para las comunidades locales.

“Se busca que dentro de unos cuantos años, tengamos una región más desarrollada y con un proyecto económico sustentable. Ahora se trabaja no sólo en mejorar los cultivos, su oferta y calidad, sino también aspectos como el riego, algo muy preciado en la zona”, profundiza el ingeniero Carlos Vélez, asesor agropecuario de la empresa.

Ingeniero Agrónomo Carlos Vélez

La bodega cuenta actualmente con cinco empleadosmunicipales. Lazzarotti destaca la calidad del trabajo que realizan y los motiva bajo la premisa de que la bodega les pertenece. Los hace imaginar el crecimiento y las posibilidades futuras a través de su propiosueño: “Cuando pruebo una uva, sueño lo que puede pasar con ella”.

A su vez, este proyecto productivo generará un valor agregado para el sector turístico ya que captaráviajeros interesados en las rutas del vino hacia la zona. Las condiciones climáticas y de suelo contribuyen a la calidadfinal del producto.

Instalaciones Viña Hualfín

Instalaciones Viña Hualfín

Las plantas crecen en suelos sueltos, que mantienen latemperatura, y bajo microclima de montaña, austero y duro. Las uvas de Hualfín tienen polifenoles totales muy altos, de 80/90 a 100. Eso hace que el vino sea muy oscuro. Suman 12.000 puntos de color (lo normal son 800 a 1.200). La razón: se cosechan a 1.868 metros sobre el nivel del mar (más alto que Tupungato, zona vitivinícola por excelencia de la Argentina), con menos oxígeno, más sol y frío y una gran amplitud térmica. Esto contribuye a concentrar polifenoles en todos los vegetales (como uvas, lechuga, rúcula, pimentón).

Viña Hualfín

Las zonas en altitud producen mejor calidad de uvas en menor cantidad; las bajas, menor calidad  pero en mayor cantidad (vinos comerciales).

Una bodega modelo

La bodega de Hualfín fue construida con las Regalías Mineras y a instancias del intendente Alfredo Romero. Es la única del país de carácter municipal. Además de su contribución a través de las regalías mineras, Alumbrera aportó de modo directo: cepas, alambres y palos. Según el enólogo Rolando Lazzarotti, la bodega está equipada con equipos italianos de punta: son las mejores del norte, no hay iguales, ni en Cafayate.

Tiene una capacidad de 320.000 litros. Cuenta con cavas para conservar la producción, con cubas de acero inoxidable, con tecnología de refrigeración y temperatura controlada.

El intendente de Hualfín Alfredo Romero

Protagonistas

“Esto funciona como una cooperativa para los productores y reactivará en parte la economía de la zona. Cuando se fraccione la actual producción y se obtengan los primeros recursos, se ampliará la zona de cultivo.” (Alfredo Romero, intendente de Hualfín) “Estamos muy conformes; antes la mayoría de la cosecha se vendía a Cafayate o Santa María, a bajo precio y encima el productor debía costear el traslado y arriesgarse a que por el trajín su producción perdiera calidad y valor. La bodega en Hualfín nos permite ubicarnos en el contexto nacional. Es un gran proyecto productivo, industrial y turístico.” (Daniel Aibar, productor)