Inversión en proyectos productivos

En el marco de nuestro Programa de Responsabilidad Social, entre los años 2008 y 2013 hemos invertido $ 4.434.373 en diversos proyectos productivos de los departamentos de Andalgalá, Belén y Santa María.

Colaboramos con el desarrollo de emprendimientos vinculados con la vid, el pimiento y el ganado, entre otros.

Fuente: “Proyectos productivos”, página 50 del Informe de Sostenibilidad 2013.

Más de un 9% de incremento en Desarrollo Sostenible

Nuestro compromiso social con las comunidades lleva 16 años ininterrumpidos de trabajo conjunto entre la sociedad civil, el estado y la empresa.

Bregamos por el desarrollo de una minería que fomenta el crecimiento de su personal, cuida el medio ambiente e impulsa el fortalecimiento de las comunidades vecinas.

En 2013, Minera Alumbrera incrementó sus aportes para las acciones de Desarrollo Sostenible en un 9,3% con respecto a 2012.

Para ese rubro, la empresa invirtió $ 37.6 millones según su Informe de Sostenibilidad más reciente.

Las tareas de Desarrollo Sostenible abarcan el Proyecto Comunitario y las iniciativas de Responsabilidad Social Empresaria llevadas adelante por la organización.

Fuente: “Programa de Desarrollo Sostenible”, página 48 del Informe de Sostenibilidad 2013.

El futuro hospital de Andalgalá

Ya presentan un 70% de avance las obras del futuro hospital de Andalgalá, en Catamarca.

Este sueño de los andalgalenses es posible gracias al aporte de Minera Alumbrera –$22,7 millones– en conjunto con la provincia de Catamarca.

“Nosotros entregamos la obra terminada para que se comience a utilizar una vez que el Gobierno haga el equipamiento”, explica Patricio Aballay, responsable técnico del proyecto.

Un dato a destacar es que 95% de la mano de obra de esta construcción pertenece a Catamarca.

El hospital atenderá las necesidades de los habitantes de Andalgalá, así como las de los vecinos de las localidades de Belén y Tinogasta.


Una vez concluida la obra, la institución contará con salas de terapia intensiva, preparto, parto, postparto y neonatología. También con quirófano, laboratorio, farmacia, y 16 camas de internación y 5 de terapia intensiva.

“La gente va a estar mejor asistida ya que contamos con un hospital más funcional, más cómodo y con servicios más complejos. Hoy se atienden unos 100 pacientes por día. La idea es que la cifra aumente. Esperamos ansiosos el final de la obra para poder cambiarnos”, comenta Susana Edith Bustos Di Giácomo, directora asistente del área No. 9.

Fuentes:
“El hospital está a la vista”, página 10 de la revista Alumbrera. Acercarnos para conocernos, No. 32.
elesquiu.com

Una flamante sala de Pediatría

En Belén, Catamarca, se inauguró la Sala de Pediatría del hospital local.

Minera Alumbrera invirtió  $ 400.000.

El director del Hospital Regional de Belén, Juan Leiva, comentó que la obra “era prioridad porque el niño siempre es una cuestión especial para toda la sociedad”.

Por su parte, María Manuela Ávila, jefa del Área Programática, explicó que “los pacientes ganaron en confort y comodidad, mientras que los profesionales pueden realizar su trabajo de manera más organizada”.

Y Mariela Teme, jefa de servicio manifestó orgullosa que “es un sueño cumplido para la comunidad de Belén. Esto nos permite brindar una mejor atención en todo sentido”.

 

Fuente: “Primero están los niños”, página 11 de la revista Alumbrera. Acercarnos para conocernos, No. 32.

Una flor en el desierto

Los chicos de Pipanaco tienen un lugar donde aprender mejor. Esta comunidad se encuentra a 130 km de Andalgalá, en la provincia de Catamarca.
Vivir en ese paraje casi desértico es una aventura. En la Escuela Anexo San Antonio, donde asisten a clases a alrededor de 12 chicos, las instalaciones del edificio antes eran de barro, palo palopique y techo de paja.

Omar Soloaga, maestro de la escuela cuenta que «hay chiquitos que vienen en burro, o caminando con frio o calor, no faltan. Por la precariedad del lugar, cuando corría viento los tenía que mandar a su casa. No se podía escribir, los cuadernos se llenaban de tierra».
Minera Alumbrera, por medio del programa de desarrollo para las comunidades de Catamarca, aportó un módulo de aula y baño, para que los chicos puedan recibir clases en buenas condiciones.
«Tiene comodidades. Los chicos estaban acostumbrados al piso de tierra y a ir al baño en la letrina», describe el maestro Soloaga.

En Minera Alumbrera trabajamos estrechamente con las comunidades vecinas con el fin de maximizar los beneficios de nuestras actividades.


Nos relacionamos en forma abierta y franca con todos nuestros grupos de interés.
Mediante nuestras actividades de inversión buscamos fortalecer el desarrollo social y económico de las comunidades locales con el fin de obtener resultados permanentes y a largo plazo que redunden en beneficios para todos los eslabones de la cadena productiva involucrada en el desarrollo y crecimiento de una minería responsable.

Mejoramiento de las pasturas

 

 

 

 

 

 

Minera Alumbrera desarrolló un Proyecto Caprino para colaborar con los productores pecuarios de Amanao, en Andalgalá, Catamarca.

Como parte de ese Proyecto, la compañía contribuyó con semillas para forrajes, y capacitación sobre el empleo y la racionalización del producto cultivado.

“Ahora está hermoso. Pienso que ha dado un buen resultado”, comenta Rita Delgado, productora de la zona, sobre las nuevas pasturas que nacieron de esas semillas.

Sara Salvatierra, que vive desde hace 36 años en Amanao, agrega: “Antes comprábamos o perdíamos la pastura”.

Y se suma Santo Cristóbal Contreras: “Con este proyecto tenemos más ganas de seguir viviendo con los animales y que los tengamos bien”.

Esta acción a favor del desarrollo de las pasturas, está en el marco del programa de desarrollo de comunidades que lleva adelante la empresa minera.
Fuente: “Con pasto que nace en cada campo”, página 6 de la revista Alumbrera. Acercarnos para conocernos, No. 32.

 

El comino y el anís, dos fuentes de ingresos

 

 

 

 

 

 

 

Minera Alumbrera colaboró con los productores de comino y anís de su zona de influencia en Catamarca, para potenciar esos cultivos, contribuyendo al desarrollo social, laboral y económico de nuestras comunidades.

En 2012, se consiguió que la superficie cultivada fuera de 34 hectáreas.

De ella, se obtuvieron 12.000 kg de comino y 9800 kg de anís.

Por el primero, los productores consiguieron $ 216.000 y por el anís,  $ 176.400.

El trabajo de Minera Alumbrera fue incentivar la actividad productiva relacionada con el cultivo de la tierra.

Con ello se buscó impulsar el desarrollo sostenible, para mejorar la calidad de vida de las comunidades.

Otra meta fue conseguir un impacto económico en ellas, mediante la generación de empleo para pequeños productores de la zona, y el agregado de valor a la producción en los procesos de industrialización y comercialización.

El comino y el anís son plantas aromáticas utilizadas en la elaboración de alimentos frescos y envasados.

Fuente: “Cultivo de aromáticas, planta procesadora de nuez y mejoras hídricas”, página 53 del Informe de Sostenibilidad 2012.